lunes, 2 de marzo de 2015

Filosofía del Yoga: la Consciencia Testigo



La Actitud de Testigo, llamada en Yoga Sakshi o Drasthu (el que ve, el veedor), consiste en observar, percibir, darse cuenta, tomar consciencia, sin tomar partido por nada de lo que se está percibiendo, sin rechazar ni apegarse a nada, y sin generar una cadena de pensamientos a partir de ese estímulo externo o interno.



Es mantenerse alerta pero silencioso interiormente. Es una actitud de total apertura, dejando que las cosas, las situaciones y las experiencias, sucedan y afecten nuestros sentidos, permitiendo que entren en nuestra mente, pero dejando nuestro ser interno “distante”, desapegado, indiferente, ecuánime.


En cualquier situación podemos mirar con cierta distancia, como un observador desapegado, sin criticar, evaluar o comparar, entonces, surgirá otro estado de consciencia. Un estado muy interesante, por una parte la persona observa las cosas de un modo más objetivo, y por otra, se instala más cerca de su Esencia (Pura Consciencia), y entonces la tensión, el malestar, se disuelven, desaparecen, se calman, pierden realidad …

Tanto la persona que se instala en esta actitud contemplativa, como los que le rodean, se verán beneficiados por esta mirada. Si es un ambiente de tensión, la persona que ha asumido esta actitud de silencio interior no aportará más tensión (lo cual es un gran aporte), se mantendrá más serena y experimentando mayor bienestar, y su energía de mayor armonía, lucidez y calma disminuirá el nivel de conflicto de esa circunstancia. Si la situación es de mayor tranquilidad, la persona que mira con actitud de testigo, gozará más e irradiará esa vibración a su alrededor.

Aplicando esta actitud en la vida diaria, usted podrá ir experimentando mayor proximidad con su verdadero Ser, no necesita estar en una clase de yoga o en un templo para ello. Se dará cuenta que en todo momento puede experimentar bienestar interior, que no necesita cierto tipo de circunstancias (agradables, beneficiosas, de su gusto, etc.) para sentirse sereno/a y en armonía. Esto generará mayor simplicidad en usted y en su vida, ya no necesitará generar tales o cuales situaciones para sentirse equilibrado/a y sereno/a.


Intente practicar esta actitud de testigo, Sakshi, primero como una práctica de meditación (por ejemplo con las técnicas de Atención Plena o Mindfulness, Antar Mouna, Chidakash dharana, etc.) y luego que se haya entrenado lo suficiente, aplique esta actitud a la vida diaria, cuando está caminando, conduciendo, esperando, trasladándose de un lugar a otro, realizando una actividad manual o física, aseando la casa o trabajando en el jardín, conversando o incluso discutiendo … El Yoga se puede practicar en cada minuto de la vida, no sólo en una clase o práctica personal. De este modo, el Yoga comienza a producir efectos más profundos en la persona, logrando cambios en la personalidad, en la manera de enfrentar las cosas y en la forma de relacionarse con los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario