domingo, 23 de septiembre de 2018

La Danza de Shiva



En la noche de Brahman, la naturaleza está inerte, y no puede danzar hasta que Shiva lo desea: Él sale de Su éxtasis y danzando envía a través de la materia inerte ondas pulsantes de sonido despertador, y ¡Ya!, la materia también comienza a danzar, apareciendo como un círculo de gloria a Su alrededor. Con su danza, sostiene sus múltiples fenómenos. Cuando el tiempo se completa, todavía danzando destruye Él todas las formas y nombres mediante el fuego y confiere un nuevo descanso.

(A K Coomaraswamy)

domingo, 26 de agosto de 2018

Finalización del curso de Yoga Nidra


Fue una linda experiencia: muy grata, enriquecedora. Compartimos, nos abrimos, confiamos. Las alumnas quedaron felices por lo aprendido y fascinadas por los efectos del Yoga Nidra en ellas misma y en aquellos a quienes se lo dirigieron.

Muchas gracias por este regalo del Universo.

viernes, 17 de agosto de 2018

No uses el Yoga para evadirte


No uses el Yoga para evadirte del dolor o de las sensaciones o emociones que no te gustan.
Así te haces un flaco favor y no estás entendiendo bien el Yoga.
El Yoga es Consciencia, es detenerse y mirar, mirar con atención, darse cuenta de todo, de cualquier cosa, sobre todo de lo que estamos sintiendo.

Ph: Thibaut Lafaye

La evasión de nuestras emociones y conflictos internos nunca nos hace bien, al contrario, nos mantiene atados a asuntos no resueltos.
A veces creemos que por huir o negar una emoción o sensación perturbadora, la estamos eliminando ¡un enorme error!
La verdad es que siempre queda allí, en algún logar dentro de ti, y en un momento u otro va a pulsar por salir, por expresarse. Es algo que necesita ser visto y se manifestará de un modo u otro: inquietud, ansiedad, comportamiento compulsivo, irritabilidad, enfermedad física, depresión, etc.
Si de pronto te sientes ansiosx, inquietx, rarx, incómodx, hay un motivo, hay algo dentro de ti que lo está causando.
Lo sano y sabio es detenerse, aceptar eso que se está sintiendo, abrazarlo con nuestra consciencia, ponerle toda nuestra atención, amarlo porque nos trae un valioso mensaje, mantener la atención en ese dolor, tensión, agitación, y permitir que el mensaje surja.
Cuando descubras qué tema era el que te estaba causando esa incomodidad o dolor físico, surgirá algo muy distinto y valioso, algo sabio, algo más maduro.
Habrás reconocido algo que necesitaba mostrarse, que necesitaba ser visto, quizás una emoción, quizás un nuevo aprendizaje. Surgirá algo más profundo, más real, más sano, más honesto. Estarás avanzando hacia una vida más consciente y más serena.
Sabrás que puedes experimentar dolor, angustia o cualquier otra emoción sin desmoronarte, sino con consciencia, apertura, valentía y calma.
Sabrás que puedes aprender con cada inquietud o dolor, y que finalmente, cualquier dolor o incomodidad es positiva y te ayuda en tu camino.
Mientras más consciencia en nuestra vida, más equilibrio, armonía, comprensión, sencillez, simplicidad, apertura y amplitud. Mientras más huimos, más caemos en la inconsciencia, desequilibrio, ceguera, dependencia, sufrimiento.

domingo, 12 de agosto de 2018

Taller de Yoga Nidra:




 un espacio para compartir esta técnica maravillosa para relajarse, calmarse, sanarse, conocerse, ir a dimensiones más profundas del Ser. Compartir mi experiencia, mi sentir, la exploración realizada por años, los descubrimientos, los tesoros.
Gracias a las que confiaron y se han sumergido en esta experiencia.

domingo, 15 de julio de 2018

¿Suerte?

¿Qué es “tener suerte”?



Decimos que tenemos suerte cuando “algo” que viene de “alguna parte”, favorece nuestros propósitos o simplemente nuestro bienestar. Algo que viene “de afuera” se alinea con nuestros deseos y preferencias y nos facilita las cosas.

¿De dónde viene ese “algo”? ¿El universo es algo ciego y muerto, sin vida y sin consciencia? ¿Es simplemente azar lo que nos ocurre? 

Es posible que haya “algo allá afuera”, en el “mundo externo”, que se alinee con nuestros propósitos, con nuestra vida. A veces las cosas parecen favorecer claramente algún proyecto o dirección, y otras exactamente lo contrario: surgen inconvenientes una y otra vez.

Desde la mirada y experiencia del Yoga, de las otras tradiciones espirituales de oriente y desde las místicas de todos los tiempos y lugares, es lógico que desde el Universo vengan situaciones que favorecen o entorpecen cierta dirección que queremos seguir. Para todas esas miradas el universo es algo vivo y consciente, y tiene un propósito, un propósito evolutivo profundo para todos nosotros.

Cuando tenemos suerte, podemos entenderlo como una señal del cosmos de que “quiere” que sigamos por ese camino, que esa dirección contiene luminosidad y valor evolutivo. Por el contrario, cuando las cosas se ponen difíciles, también es una señal del universo-madre, una señal que también es valiosa para nosotros. Una señal que hemos de descifrar, abrir nuestra mirada y descubrir qué nos quiere decir. Quizás nos dice que por ahí no va el camino o que ahí hay algo interesante que acoger y reconocer en nosotros (nuestro subconsciente), que hemos de desarrollar alguna habilidad, alguna virtud, alguna apertura, una mayor toma de consciencia, paciencia, aceptación, humildad, suavidad, etc.

Es posible que exista una conexión real entre lo que hay fuera de nosotros y lo que sucede dentro nuestro. De hecho eso ocurre en experimentos de física cuántica, las partículas subatómicas modifican su comportamiento si hay alguien que se va a dar cuenta de lo que hacen.

Desde las cosmovisiones espirituales de oriente y místicas, nosotros somos el universo (externo), no hay verdaderamente separación. Existe, somos, una continuidad interno-externa, somos el mundo externo también, las circunstancias que ocurren tienen cierta relación con nuestros procesos y vibraciones internos.

Las cosas que suceden no son casuales, tienen un propósito y un sentido. Todo tiene un sentido para nuestro camino hacia alguna parte, hacia nuestra completitud, nuestra iluminación, nuestro regreso a la Luz-Gozo-Plenitud.

Quizás podemos abrirnos un poco más a lo que sucede, mirarlo, tratar de entender qué mensaje nos trae, no resistirnos, no obstinarnos en nuestros deseos sino más bien considerar que en esas circunstancias hay algo bueno, interesante, valioso para nuestro crecimiento y sanación.
Si solo queremos ir hacia fuera y si vamos con prisa (voz de la inconsciencia), es muy difícil que podamos cuidarnos, que podamos cuidar, y dejarnos cuidar.
(Paloma Todd)

sábado, 14 de julio de 2018

Ph: Radha Ruth
Cuando sentimos calma nuestra mente piensa mejor, toma mejores decisiones, ve con más claridad, es más in-teligente, más creativa, experimentamos bie-nestar, tolerancia, gra-titud y optimismo.