domingo, 21 de agosto de 2016

Yoga: ¿Unión?

Siempre se dice que Yoga es unión ¿pero de qué unión estamos hablando? ¿se entiende verdaderamente esa unión? ¿se experimenta de algún modo esa unión? Y si se la experimenta ¿cómo se la experimenta? 

El Yoga nos lleva a unirnos con la Energía que trasunta todo. Al unirnos con la energía de la angustia, del dolor, de la confusión, del odio, del vacío, surge una mayor capacidad de unirnos con la Energía Total, con la energía esencial, la energía del universo.

A través de ese acoger, dejar ser, abrazar y observar esas emociones, esos sentimientos, esas experiencias psicológicas podemos conectarnos más con la esencia de todo, con aquello que buscamos a través del Yoga: la verdad, la paz, la bienaventuranza.


Cuando abrazamos esas experiencias, con esa energía psico-emocionales, se produce una consumación. Esa energía se expresó, fue “vista” y se consumió. A partir del agotamiento de esa energía “oscura” surge algo nuevo, algo nuevo y limpio. Puede entonces surgir una nueva idea, un nuevo sentimiento, una nueva actitud, una dirección totalmente distinta a la vibración que traíamos, un tono vivencial fresco y liviano que nace desde “otro lugar” más despejado de nosotros. 
Además, surge una contemplación divertida de esas energías mentales-egóticas. Interiormente sonreímos ante esos sucesos que atormentan a nuestro cuerpo-mente-ego.

Observada desde ese espacio atento la vida, con todas sus vicisitudes, altibajos y agitaciones mentales-emocionales adquiere cierto carácter cómico; entretenido en su ir y venir de movimientos carenciales, infantiles y orgullosos.

Todo se vuelve un poco ridículo, aunque divertido. Todos somos muy divertidos.

Yoga es unión con esa energía que está en nosotros, esa vibración que está en todo el Universo y pasa a través de nosotros.

Yoga es unión con la energía esencial. Vibración que se manifiesta a través de múltiples frecuencias: energía de ansiedad, de tristeza, de ofuscación, de depresión. Todas esas experiencias mentales-emocionales son en esencia energía. Observando esa energía como energía aparece la diversión, nace la amplitud, brota la apertura, se produce la expansión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario