sábado, 2 de agosto de 2014

Cualquier cosa que creamos que necesitamos (más allá de techo, comida y abrigo) es una ilusión, y una trampa.
Una trampa porque nos hace creer falsamente que obtendremos el bienestar o la felicidad con algo externo, algo adicional, a nuestro Ser. Nos hace poner nuestras esperanzas en conseguir algo, en hacer algo, en obtener algo que no está ahora en nosotros ... cuando en realidad en nosotros está ahora, ya, todo. 
El creer que necesitamos algo nos saca más aún de nuestro Ser, nos engañamos más aún creyendo que nuestro Ser es limitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario